Médicos ponen el foco en la atención primaria y en un estilo de vida saludable para combatir la enfermedad del hígado graso no alcohólico

Varios médicos han puesto el foco en la Atención Primaria y en la promoción de un estilo de vida saludable basado en una dieta sana y actividad física para reducir la enfermedad del hígado graso no alcohólico (NASH) y las nuevas pandemias relacionadas con los hábitos de vida.

Así lo han declarado diferentes expertos que intervinieron ayer en la última jornada del curso ‘Retos en salud pública para la enfermedad hepática: la enfermedad hepática y su contexto social’, patrocinado por Gilead y celebrado en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense, en San Lorenzo del Escorial.

En este sentido, José Luis Calleja, vicepresidente de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH) y director del curso, abordó la mesa redonda sobre la enfermedad del hígado graso no alcohólico (NASH) comentando la preocupación por “la presencia de una epidemia nueva que condiciona la práctica y es el aumento de enfermedad hepática por depósito de grasa, en relación con la epidemia de obesidad y de diabetes”.

Por su parte, Manuel Romero, jefe del grupo de investigación de patología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, defendió que el NASH “es una enfermedad que requiere de un modelo de colaboración en la que implique a la sociedad en su conjunto, así como un compromiso por parte de los políticos”.

Romero también comentó la propuesta legislativa en Andalucía, que quedó interrumpida con las pasadas elecciones y que consistía en una ley para promover la vida saludable que anime a la gente a llevar una dieta saludable promoviendo la actividad física.

En esta misma línea, el doctor Javier Crespo coincidió en la modificación del estilo de vida para manejar la enfermedad, ya que en su mayoría, los pacientes de NASH son sujetos obesos. Crespo también señaló que “los políticos tienen que asumir que el gasto en sanidad tiene que cambiar y eso implica una apuesta política”.

Por su parte, el cirujano Mariano Artés mostró su preocupación por las cifras de obesidad en España, donde el 9% de los escolares ya tienen obesidad mórbida y el 33% un grado de sobrepeso. Además, el cirujano comentó que “el gasto sanitario que supone la obesidad es un 7% del total del gasto sanitario”.

Durante su intervención, Eduardo Raboso, jefe de Otorrino del Hospital de la Princesa explicó que “en Occidente la sanidad está mal diseñada para los próximos retos, como las nuevas pandemias que tienen que ver con los estilos de vida”. Así, destacó “la importancia de darle peso a la salud pública”.

Alcohol, consumo de riesgo

Durante el acto también se abordó la problemática del consumo de alcohol como causa principal de las enfermedades hepáticas en España, que según comentó Juan Turnes, hepatólogo especialista, el consumo de alcohol se sitúa en once litros de alcohol puro al año.

Así, Calleja explicó que “aunque el alcohol sigue siendo una causa muy relevante de enfermedad hepática, es un problema escasamente abordado y con novedades terapéuticas y diagnósticas muy escasas”.

Los expertos coincidieron en la falta de concienciación respecto al consumo de alcohol, en comparación con la realizada con el tabaco, por lo que han pedido más iniciativas y formación a la población.

En este sentido, Juan Jesús Ruiz, director del Centro de Drogodependencia de Málaga, definió la adicción al alcohol como “la más importante que hay en España”. “Hemos pasado de un consumo tradicional a un consumo de riesgo que está aumentando las consecuencias a nivel patológico”, añadió Ruiz

Por ello, Francisco Pascual, representante de la Confederación de Alcohólicos Adictos en Rehabilitación y Familiares de España (CAARFE), comentó la importancia de “una coordinación efectiva pero que resulta complicada, ya que en España cada autonomía funciona de forma distinta”. Aun así, insistió en que “romper estigmas y eliminar etiquetas para que los alcohólicos se vean como pacientes”.

 

Fuente: infosalus.com

No se admiten más comentarios