Lleva más de media vida con un hígado ‘regalado’

el 3 de vuit

Entrevistamos la vilafranquina Montserrat Collado, una de las primeras personas trasplantadas de hígado que hubo en el Estado

https://el3devuit.cat/

La vilafranquina Montserrat Collado es la vicepresidenta y delegada en el Penedès de la Asociación de Enfermos y Trasplantados Hepáticos de Cataluña (AMTHC), entidad que se creó hace tres décadas y tiene su sede central en Barcelona (se puede contactar al 93016 42 52 los días laborables de 9 a 14h). Montserrat Collado Herraiz fue operada de un trasplante de hígado después de estar 9 días en coma, y ​​los médicos sólo le dieron un 10% de posibilidades de salir adelante. Lleva más de media vida con un hígado ‘regalado’.

¿ Cuando y por qué le tuvieron que trasplantar el hígado?
En 1986, siendo una persona sana y activa y con dos hijos de 5 y 7 años, tuve una hepatitis B fulminante. En 15 días me quedé sin hígado por un virus. Primero aguanté una semana en casa y luego fui a urgencias, aunque no me dolía nada; sólo estaba muy cansada y me puse muy amarilla. Me llevaron a Bellvitge y al día siguiente ya estaba en coma, que duró 9 días.

Entonces no se hacían demasiadas trasplantes …
El primero en España se había hecho también en Bellvitge dos años antes, y yo fui el caso que hacía número 20 en este hospital, de los que sólo había tres que habían superado la intervención. Cuando te hacían un trasplante era porque estabas muy, muy grave. Ahora todo es mucho más rápido y mucho mejor, pero a mí me pusieron en Alerta 0, que significa pasar delante de todos.

Estuvo nueve días esperando un hígado.
Si, y gracias a Dios en llegó uno, y aquí estoy. Entré en coma porque el hígado ya no filtraba la sangre, por lo que llegaba demasiado sucia al cerebro. Tenía el hígado tan deshecho que los médicos me dijeron que habría aguantado sólo dos o tres horas más.

¿ La ley permite conocer su donante?
No, en España no. Sólo sé que era una persona que murió en Barcelona de accidente y que sus padres vinieron desde Granada para dar el consentimiento.

¿ Entiende que esta información se oculte?
Ahora sí. Si sé, por ejemplo, que me has dado el hígado, te estaré tan agradecida que haré lo que sea para ti. Y en el extranjero se han encontrado casos de familiares de donantes que exigen determinadas cosas al receptor. En España, en cambio, no se paga nada. Y también quedé tocada un día que vi a los padres de una chica que me contaban que habían dado el hígado de la hija muerta. Me puse en el lugar de aquella chica y entendí el sufrimiento de los padres de mi donante. Además, si yo soy familiar de un donante y se quien lleva un órgano suyo, quizás estaré siempre pendiente de cómo va todo.

¿ Cuando duró su recuperación?
Tres meses, que me pasé como un piropo, sola en una habitación donde no podía entrar nadie.

¿Qué esperanza de vida le dieron?
Me han regalado, de momento, 35 años extras. Que yo sepa, soy la persona trasplantada de hígado más antigua de España que queda. Siempre pregunté cuando duraría mi invento, y me dijeron que en Estados Unidos había alguien que hacía 5 años que la habían operado, pero cuando murieron los trasplantados (de otras patologías) antes de que yo -y, sobre todo, a los 10 años de mi operación- dejé de preguntármelo. Tienes que aprender a vivir el momento.

No pienso en el mañana. Disfruto de la vida, porque la vida es ahora «

Montserrat Collado

¿ Y lo ha conseguido?
Sí. Ahora estoy aquí hablando contigo y no sé qué pasará dentro de media hora, o mañana. El trasplante fue un antes y un después, y sin la operación quizás sería una persona que pasa el día tomando antidepresivos. No pienso en el mañana. Disfruto de la vida, porque la vida es ahora.

¿ Y qué sentimiento le da?
De paz y de mucha tranquilidad. Cuando tienes un problema grande el relativizas mucho. El intento arreglar, pero si no puedo, pienso que primero es mi salud.

¿ Ha tenido que cambiar su estilo de vida?
Lo primero que te dicen es que no pruebes el alcohol. Esto para mí no ha sido ningún problema, porque ya no era de beber. He aprendido a escuchar mi cuerpo, que me pide, por ejemplo, de ir más hacia los vegetales que en la carne.

¿Por qué se integró a la Asociación de Trasplantados?
Nació en Bellvitge, porque entonces, cuando los médicos tenían que decir a una persona que le tenían que hacer un trasplante, nos llamaban para presentarnos y hablar también con su familia. Es diferente que un médico te diga que volverás a ser la misma de antes o que lo haga algún trasplantado. Es importante que veas el resultado de lo que te harán, y no sólo son palabras de un médico que quiere que te creas que hace el trabajo perfectamente.

 

¿Cuál es su tarea?
Somos un grupo de voluntarios que, antes de la Covidien, íbamos cada semana en los hospitales de Bellvitge, Vall d’Hebron y Clínic para visitar las personas de la planta de trasplantes, las que valoran mucho el hecho de sentir el testimonio de alguien que ha tenido el mismo que ellas. Y tú puedes escuchar sus miedos y preocupaciones. Estas visitas les suponen una inyección de energía que ni la medicación ni el médico les pueden dar, y que es muy importante para la recuperación.

España es un gran país con respecto a la donación de órganos.
Sí, somos el ejemplo mundial de cómo llevar los trasplantes. Si a una persona no se le puede hacer nada para salvarla y es donante de órganos, perfecto; si no, un equipo médico pide a los familiares disponer de los órganos. Cada hospital tiene un coordinador de trasplantes, aunque, a veces, por el historial clínico del paciente, no es posible hacer la donación.

¿ Qué índice de supervivencia hay en un trasplante hepático?
Ya no hablemos, porque se hacen muchos y la situación no es como cuando me operaron mí. Sólo en el Hospital de Bellvitge se ha superado el millar acumulado. Yo incluso conozco, por ejemplo, algunos casos de personas a las que les han llegado a hacer hasta cuatro trasplantes.

 

¿ El trasplante de hígado es uno de los más habituales?
Quirúrgicamente es el más complicado, porque el corazón tiene cuatro venas y poco más y, en cambio, el hígado tiene muchas conexiones.

¿Qué mensaje le gustaría dar para terminar la entrevista?
Que antes de morirnos aún podemos hacer una buena acción, como es la de dar vida a otra persona, dado que este cuerpo ya no lo necesitas. Es tan bonito, poder dar vida a otra persona! Y también quiero dar otro mensaje.

Diga.
En España, por ley, todos somos donantes de órganos en caso de accidente, pero esto no se cumple. Y es bueno hablar de ello en el ámbito familiar cuando se está bien. Si te haces donante y los familiares lo saben, los evitas el trance de tener que decidir por ti si te pasa nada grave. Aunque todos somos donantes por ley, si no te has hecho donante y la familia dice en ese momento final que no se den tus órganos, se respeta esta decisión, y es que no. Por lo tanto, es importante que tu familia sepa qué piensas tú de este tema. Es tu última voluntad, y los harás menos pesado ese momento tan crítico.

 

No se admiten más comentarios