Cuatro grandes líneas en el cáncer de mama

Con respecto al cáncer de mama, en el Imibic existen cuatro grandes líneas de investigación abiertas. La primera se está llevando a cabo con la colaboración de la unidad de epigenética, de la doctora María Teresa Roldán, y el grupo de Nuevas Terapias en Cáncer (coordinado por los doctores Enrique Aranda, también jefe de oncología médica del Hospital Reina Sofía, y Antonio Rodríguez) y que analiza el metiloma en búsqueda de factores predictivos de respuesta al tratamiento.

La segunda línea estudia el cáncer de mama que aparece relacionado con el embarazo, coordinado por el oncólogo médico e investigador del Reina Sofía Juan de la Haba, y que se está desarrollando en colaboración con Geicam (grupo español de investigación en cáncer de mama). Un tercer tipo de estudio contra el cáncer de mama está coordinado por la oncóloga del Reina Sofía Cristina Morales y se realiza, en colaboración con el inmunólogo del Reina Sofía Rafael González y los doctores del Imibic y profesores de la UCO Manuel D. Gahete, Raúl M. Luque y Justo P. Castaño.

Esta investigación pretende comprender mejor los mecanismos moleculares, implicados en la respuesta de las pacientes con cáncer de mama a la inmunoterapia, e incorpora el estudio de un proceso molecular, splicing, por su capacidad para ofrecer nuevos marcadores diagnósticos y dianas terapéuticas. Por su parte, el cuarto proyecto de investigación sobre cáncer de mama, financiado por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), y cuyos investigadores responsables son los doctores del Imibic Raúl Luque y Elena Yubero, estudia los mecanismos que vinculan la obesidad con el cáncer de mama.

En lo que se refiere a tumores de hígado, el grupo del Imibic ‘Estrés oxidativo y nitrosativo en hepatopatías agudas y crónicas’ persigue mejorar la salud y prolongar la expectativa de vida en pacientes con hepatocarcinoma. Este grupo, dirigido por el jefe de Aparato Digestivo del Reina Sofía, Manuel de la Mata, analiza aspectos diagnósticos, pronósticos y terapéuticos del hepatocarcinoma, mediante el empleo de la biopsia líquida para diagnóstico precoz y no invasivo de esta patología, la ampliación de criterios de trasplante hepático en pacientes con cáncer, entre otros aspectos.

 

Fuente: diariocordoba.com

No se admiten más comentarios