ATHC en el Parlament de Catalunya

Resumen Comparecencia del presidente de la ATHC en el Parlament de Catalunya sobre el anteproyecto de ley de acceso universal a la sanidad.

Es evidente que no podemos estar en desacuerdo con el acceso universal a la sanidad. Es un derecho fundamental y creemos en una sanidad inclusiva y sin ningún tipo de discriminación. Pero si nos planteamos el proceso de un trasplante sabemos que diagnosticada la necesidad de cambiar un órgano vital, inmediatamente se queda a la espera de disponer un órgano. Es decir no hay trasplante si previamente no hay una donación de órganos. El trasplante tiene connotaciones especiales dado que es el único tratamiento que necesita de la generosidad de otras personas para que se pueda realizar.

Es importante recordar que la donación se sustenta en unos principios éticos fundamentales que son: el altruismo, la equidad en el acceso, gratuidad, ausencia de ánimo de lucro, voluntariedad y confidencialidad.

Los datos de trasplantes en el último año han sido buenas, pero no suficientes. Catalunya es líder en trasplantes pero no en donaciones. Actualmente hay 1301 personas en lista de espera (157 de ellas esperan un hígado). Y aún siendo líderes mundiales en trasplantes, la lista de espera no disminuye.

La lista de espera de un órgano no se puede comparar con una lista de espera tradicional y por tanto no se puede tratar igual. No depende del dinero sino de la solidaridad de las personas. El paciente que está esperando un hígado tiene el reloj con la cuenta atrás. Por tanto es una lista de espera diferente. Es importante remarcar que los criterios y protocolos de las listas de espera en trasplantes están definidos y consensuados por los equipos médicos, siempre con el objetivo de ningún órgano se malmeta, ya que es un bien muy apreciado.

Por otro lado la normativa europea transfronterera en una directiva del 2011 del Parlamento europeo dice que los ciudadanos de un país de Europa pueden ser atendidos médicamente en otro país europeo, excluyendo de manera expresa la asignación de órganos y el acceso a ellos con la finalidad de trasplante.

Últimamente se ha detectado el aumento de casos de fraude que han sido noticia en los medios de comunicación, que utilizan métodos ilegales para acceder a nuestro sistema sanitario, así como un aumento de los casos de tráfico de órganos.

En cuánto al turismo sanitario (efecto llamada), sabemos que nuestro país comienza a ser objetivo de personas de otros países , dada la excelencia en trasplantes de nuestra sanidad. Pero esto no debe ser motivo de un aumento de este tipo de turismo. Por tanto es necesario regular el acceso de los pacientes extranjeros. Se ha incrementado el número de casos de pacientes que viajan a Catalunya y acuden a los servicios de urgencia para ser incluidos en lista de espera.

También nos preocupa que la interpretación que se pueda hacer de ésta ley, sea una amenaza al sistema actual. El aumento de la lista de espera puede producir más mortalidad en las personas que están esperando un órgano.

Otro aspecto a tener en cuenta es el impacto económico que puede provocar esta situación, pero previsiblemente producirá un aumento de necesidades de recursos que es necesario tener en cuenta.

Y si queremos aumentar la donación en vivo es necesario que se regule una normativa específica en estos casos, ya que actualmente el donante vivo y su cuidador están desamparados en las prestaciones a las que tienen derecho, y es necesario revisarlo.

En líneas generales ésta es la opinión de la ATHC que ha expuesto su presidente Josep Maria Martínez, acompañado por Laura Geli y José Luis Gómez, en la Comisión de Salud del Parlament de Catalunya el pasado 16 de marzo. Queremos que en la ley se tenga en cuenta la peculiaridad de los trasplantes, y tengan un apartado específico. Nos preocupa como enfermos trasplantados, ya que hemos de preservar la integridad del sistema de donación y trasplante en nuestro país, en beneficio de todos.

 

Comments are closed