Actividad a buen ritmo en el Clínico con nueve trasplantes en solo un mes

En julio se hicieron tres de hígado y seis de riñón. Dos hermanas y un matrimonio, en estudio para donación en vivo. Medio centenar de pacientes continúan en lista de espera.

Con una actividad “frenética” desde que comenzó el año, el pasado mes de julio finalizó en el Hospital Clínico Universitario de Santiago con la realización de nueve trasplantes.

Según informó el doctor Evaristo Varo, jefe de la Unidad de Trasplante Abdominal del CHUS, tres fueron de hígado y seis renales.

En total, en lo que va de 2019 (de enero a julio) se registraron en el hospital compostelano 32 trasplantes hepáticos y 36 de riñón.

Actualmente, en el Clínico de Santiago están a la espera de un donante de hígado 23 pacientes, 26 para un riñón y uno para un trasplante doble, de páncreas-riñón.

También siguen a la espera, en evaluación, dos parejas de familias para sendos trasplantes renales.

Expertos de la unidad están efectuando pruebas a dos hermanas y a un matrimonio (de la mujer al marido enfermo), a las que están evaluando para un trasplante entre vivos.

De los 28 trasplantes renales realizados en el Clínico en el primer semestre de este ejercicio, dos fueron por donante vivo. Es decir, los órganos fueron donados por un familiar.

Éste es uno de los objetivos que quiere consolidar el CHUS, ya que son muchas las ventajas que conlleva para el receptor ya que, en caso de ser compatible con el donante, generalmente un familiar, conlleva un menor tiempo de espera, mejor disponibilidad y mayor calidad de órganos.

Según datos de la Axencia de Doazón de Órganos e Sangue, desde 2001 hasta 2018 se realizaron 310 trasplantes de riñón de donante vivo en la comunidad gallega. También se desprende del balance de ADOS que el 19% de los trasplantes renales en Galicia proceden de este tipo de donante.

Mujer, perfil

En cuanto al perfil de los donantes entre vivos, en más del 70% de los casos (la gran mayoría), son mujeres.

En el primer semestre de 2019 se realizaron 53 trasplantes frente a los 32 que se registraron en el mismo período del año anterior. En total, 25 fueron de hígado y 28 renales.

También aumentó la cifra de donantes, al pasar de los ocho registrados entre enero y junio de 2018 a los 18 de este año.

Los datos del año pasado reflejan el récord establecido en Galicia al registrar 116 donantes de órganos en todo ese ejercicio, lo que supone la cifra “más elevada” de su historia en un año en el que se realizaron un total de 354 trasplantes de órganos frente a las 340 intervenciones de 2017.

De volver a nacer a los 30 gracias a su hermana a poder viajar hasta Japón

El servicio de Hematología del CHUS realiza una media de 50 trasplantes de médula al año. Para visibilizar esta donación, la periodista Cristina Pet, nacida en Ponteceso pero compostelana de adopción, aportó su testimonio como receptora. “De esto se sale y estoy aquí para demostrarlo”, dijo. Aseguró que volvió a nacer hace 13 años, cuando con 30, le diagnosticaron leucemia. De los seis hermanos fue Helena, la pequeña, la donante, “al ser genéticamente idéntica”.

“Estaba bien. Salía, trabajaba, iba al gimnasio… Soy muy vitalista; me comía la vida, pero la leucemia casi me come a mí. Fue duro, pero salí y soy más fuerte. Valoro todo más, mi familia, sobre todo”, explicaba.

Otro de los testimonios para fomentar la donación entre vivos, lo dio el matrimonio formado por Ramón Ordás y Dolores López. Ella le donó un riñón y todo salió tan bien que meses después él pudo viajar a Japón. “Desde el principio supe que si podía sería la donante porque no quería que fuese a diálisis”, comentaba esta mujer coraje.

 

Fuente: elcorreogallego.es

No se admiten más comentarios